¿Son eficaces los insecticidas naturales vegetales de nuestras mascotas en 2022?

Insecticidas naturales vegetales para el  uso en perros, gatos y ganado

Los insecticidas naturales vegetales tienen su materia activa en el EUGENOL.

A continuación, algunas plantas que lo contienen:

Albahaca (Ocimum basilicum)
Canela (Cinnamomum verum, Cinnamomum cassia)
Clavo (Syzygium aromaticum)
Laurel (Laurus nobilis)
Malagueta, bay-rum (Pimenta racemosa)etc.

Eficacia antiparasitaria

Tipo de acción:

INSECTICIDA, ACARICIDA, REPELENTE, FUNGICIDA.

En veterinaria sobre todo contra pulgas y piojos de mascotas

.Eficacia principal contra: INSECTOS, ÁCAROS y CHINCHES.

Cucaracha americana

Mecanismos de acción

Se sabe poco aún sobre el mecanismo de acción del eugenol.

Creen que es neurotóxico y se ha descrito que cucarachas (Periplaneta americana y Blatella germanica) y hormigas (Camponotus pennsylvanicus) son sensibles a el.

No ha de esperarse una eficacia de este y otros productos naturales comparable a la de los insecticidas sintéticos modernos, mucho más contundentes y persistentes que los compuestos naturales.

 Puede decirse que este y otros productos naturales pueden ser útiles en lugares o épocas del año con poco desafío parasitario.

Sus cualidades resultarán del todo insuficientes para controlar infestaciones elevadas de parásitos (pulgas, garrapatas, moscas, ácaros, piojos, etc.) en mascotas, y menos aún en el ganado.

Seguridad en su uso

El eugenol es moderadamente irritante y sensibilizante para la piel, y puede causar alergias.

La ingestión de sobredosis de eugenol puede ser hepatotóxica y causar también sangre en la orina, convulsiones, diarrea, náuseas, mareos, inconsciencia y pulso acelerado.

Se olvida muy a menudo que los compuestos químicos naturales son tan «químicos» como los sintéticos y que pueden ser tan tóxicos o más si se usan indebidamente.

¡Todo depende de la dosis!

Garrapata en la mano

Comercialización

El eugenol es el componente principal (>85%) del aceite esencial de clavo (Syzygium aromaticum). Hoy en día se produce fundamentalmente por extracción industrial de dicho aceite, o por síntesis química a partir del guaiacol, un derivado de la creosota.

Particularidades de los insecticidas naturales

Tiene también propiedades anestésicas y antisépticas y se usa por ello bastante en medicina humana clásica y tradicional, por ejemplo como anestésico en la odontología.

Comparado con tales usos industriales, el empleo del eugenol como bioplaguicida es pequeño, sobre todo en productos más o menos «ecológicos» contra insectos varios en horticultura, contra plagas domésticas (cucarachas, termitas, hormigas, etc.).

Tampoco lo es contra parásitos de mascotas (pulgas, piojos, ácaros, etc.).

El eugenol atrae a algunos insectos, y se emplea en trampas para atraparlos.

También tiene cierta actividad repelente contra mosquitos.

Pero a menudo se usan más los aceites esenciales de diversas plantas que contienen eugenol, que el eugenol puro.

También se ha usado algo como fungicida en la agricultura.

Mosquito hembra succionando sangre

El eugenol es muy volatil

El eugenol, como la mayoría de los compuestos insecticidas naturales es bastante volátil y se descompone rápidamente cuando está expuesto a los rayos UV de la luz solar.

Por ello, su efecto sobre animales expuestos al sol, como ocurre con el ganado, es de corta duración, a lo máximo unos pocos días, a menudo sólo unas horas.

Para su uso veterinario esto implica que, si bien mata o repele los parásitos inmediatamente tras el tratamiento, apenas protege contra la reinfestación, es decir, fundamentalmente carece de efecto residual.

Esto resulta particularmente desventajoso en la ganadería, pues significa que habría que tratar al ganado muy a menudo.

No deja trazas de residuos químicos en la carne

No obstante, por esa misma razón no deja a penas residuos químicos significativos en los tejidos del animal tratado (carne, leche, cueros, pelaje, etc.), lo que puede tener ventajas para su uso o comercialización (p.ej. en la ganadería ecológica).

Otra desventaja de la mayoría de los químicos naturales no sintéticos, es decir extraídos directamente de plantas, es que la calidad puede variar (sobre todo si se emplean aceites esenciales en vez de compuestos puros) y con ello la eficacia, aunque se usen correctamente según las instrucciones del fabricante.

Los insecticidas naturales no necesitan registro en sanidad

Finalmente hay que señalar que por tratarse de «productos naturales», no de «plaguicidas» ni de «medicamentos veterinarios», los requisitos de eficacia, calidad y seguridad para productos de este tipo exigidos para otorgar el permiso de comercialización en algunos países son mínimos, por no decir inexistentes.

Esto significa que tales productos no han sido a menudo estudiados seriamente en estudios de campo, es decir, la eficacia o la inocuidad (también en relación con los ingredientes no activos) no está siempre garantizada.