Todo lo que quieres saber sobre ratas y ratones en 2022

 Controlar ratas y ratones se llama desratización

Las ratas y ratones en nuestro ámbito doméstico, se convierten en plaga. A las ratas les gusta vivir escondidas cerca de nosotros.

Por ejemplo, en los colectores de nuestras casas utilizando las cloacas para desplazarse.

Aprovechan cualquier ocasión para introducirse en nuestras viviendas e instalaciones siempre en busca de alimento y cobijo.

Son vectores o portadoras probadas de enfermedades y de otros parásitos, cómo las pulgas y los chinches, incluso son capaces de transmitir la rabia y la peste bubónica.

En la península tenemos dos especies de ratas, la noruega o de alcantarilla y la negra o de tejados.

También existen varias clases de ratones, siendo el más común el ratón doméstico.

Sistemas de control y detección de ratas y ratones

Los expertos en Control de Plagas, utilizan varios sistemas de control para la detección de infestaciones por este roedor:

  • Inspecciones para la detección de signos, rastros y posibles puntos de entrada.
  • Tratamientos de captura, captura múltiple.
  • Tratamientos de desratización mediante plan de estaciones porta-cebo.
  • Monitoreo mediante el uso de luces ultravioleta y otros sistemas que permitan ahuyentar o erradicar grandes infestaciones de ratas y ratones en nuestro hábitat.
trampa mecánica

Características de ratas y ratones

Los componentes del género Rattus, Rattus Rattus y Rattus Norvergicus, tienen el típico ciclo biológico de los mamíferos y la hembra da luz a los 21 días (rata de alcantarilla) o 22 días (rata negra).

Unos días más tarde del apareamiento pueden engendrar de 5 a 14 crías la rata de alcantarilla y de 5 a 10 la rata negra, las crías se convierten en adultos (adquiriendo la madurez sexual) sobre los 2 y 3 meses respectivamente.

El número de partos por año que pueden tener las hembras de este mamífero es variable.

Ocurre en función de diversas variables tales como la temperatura, disponibilidad de alimento o lo fácil que tengan la construcción de madrigueras apropiadas.

En libertad, las ratas y ratones no viven más de 2 años

Esto hace que el número de partos pueda variar de 2 a 7 para la rata de alcantarilla y de 3 a 5 para la rata negra.

La vida media de la rata de alcantarilla es de 3 a 4 años, mientras que la rata negra puede vivir de 3 a 7 años.

También es cierto, que los estudios realizados sobre su longevidad, siempre han sido realizados en laboratorio, más se estima que una rata en su hábitat natural, no suele pasar de los 2 años de vida.

Sobre la actividad de ratas y ratones

Durante el verano y el otoño, las ratas y los ratones entran en las casas en cantidades superiores a las de cualquier otra época del año.

Hay muchos signos que evidencian que las ratas y los ratones nos invaden.

Se suelen escuchar carrerillas y ruidos en la noche, ver las señales de su presencia (las marcas que dejan al roer o pisadas en la harina o en zonas de polvo).

Buscan seguridad, un refugio seco, alimento y una temperatura idónea a su gusto y necesidades.

También se observan a lo largo de su camino, la suciedad que dejan sus marcas de orina, manchas de grasa y pelos.

Los nidos de ratas, montones de comida o de material para hacer nidos y que los animales de compañía estén más nerviosos de lo habitual son otros signos de la presencia de roedores.

Hay varios signos de comportamiento entre ratas y ratones que nos permiten controlar estas plagas con eficiencia.

Los dos se han adaptado muy bien a vivir en el interior de los edificios, pero lo han hecho de formas distintas.

-Los ratones investigan rápidamente los nuevos objetos que encuentran en el interior,   mientras que las ratas son más cautelosas.

La forma de alimentarse es muy diferente entre ratas y ratones

-Los ratones comen una poco de aquí y otro poco de allá, mientras que las ratas se   atiborran a comer cuando ven la oportunidad.

-Las ratas necesitan beber agua a diario, mientras que los ratones pueden sobrevivir   largos periodos de tiempo sin ella.

-El territorio que abarcan las ratas suele tener un radio de unos 50 metros, mientras que   los ratones tienen territorios mucho más pequeños.

Rata de alcantarilla o rata gris

Suele vivir en lugares muy húmedos, siendo la que más ha proliferado en el entramado de las alcantarillados, es una nadadora extraordinaria y escaladora aceptable.

Es omnívora, igual puede alimentarse de insectos, como de sus cadáveres, vegetales o materiales muy diversos (papel, madera, goma, plomo, estaño, plástico), pudiendo ingerir cada día un tercio de su peso.

Se ha dado el caso, de ratas que han llegado a comerse a sus crías cuando las condiciones no eran óptimas par su supervivencia.

Construyen las madrigueras en agujeros debajo de la tierra o dentro de los alcantarillados y penetran en las casas en busca de alimento para volver a la madriguera donde alimentan a las crías.

Aunque, en el caso de encontrar un lugar apropiado, es posible que hagan el nido dentro o cerca de las instalaciones construidas por los humanos.

Su actividad es principalmente crepuscular y sus recorridos dentro de los edificios acostumbran a seguir las esquinas de las paredes, donde se siente más seguras por tener un lado protegido.

Pero, también porque su sentido del tacto está muy desarrollado en los bigotes, y al andar pegadas a la pared, no necesitan ver prácticamente.

En descampados prefieren seguir la vía más corta, aunque esto suponga atravesar espacios descubiertos.

Rata negra o de tejados

Le gusta sobremanera, alimentarse de los brotes tiernos y de la fruta.

La rata negra hace las madrigueras en lugares secos y una vez ha escogido el lugar, le cuesta mucho abandonar esta zona.

No le gusta hacer largos desplazamientos para alimentarse pero esquiva las zonas descubiertas, aunque esto le suponga dar muchas vueltas.

Es buena escaladora y puede subir por paredes completamente lisas a gran velocidad, siendo habitual que forme nidos en las partes altas de las palmeras o en las buhardillas de las casas.

Las dos especies viven en comunidad por lo que a menudo envían exploradores en busca de alimentos a nuevas zonas para ser colonizadas.

Cuando descubren un nuevo alimento, todo su comportamiento es extraordinariamente desconfiado.

Primero, lo prueba uno de los componentes de la comunidad (normalmente suelen ser los especímenes más jóvenes) y en el caso de que muera, es rechazado por todos los miembros durante el resto de su vida.

Hay que destacar la facilidad de inmunización de estos mamíferos frente a cualquier materia venenosa.

Gracias a mecanismos que cambian su metabolismo o a la práctica del canibalismo que les permite ingerir pequeñas dosis del veneno para eliminarlas, facilitándoles las inmunización por resistencias.

Ratón observando

Ratones

Todos los ratones son omnívoros, tienen un amplio abanico de preferencias pero sienten predilección por las semillas de los cereales y productos derivados.

Cuando éstas faltan pueden comer las cosas más extrañas que nos podamos imaginar: jabón, cuero, cera, plásticos o papel.

Un ejemplar adulto come cerca de 3 gramos de alimento sólido al día, (equivalente a 70-100 gramos de trigo), pero el daño que causan es mucho mayor.

Los ratones se deleitan por probarlo todo, y prueban un poco de todos los sitios.

Todo lo que ha estado probado se tiene que tirar al estar expuesto a un alto índice de contaminación.

Además, ensucian con orines y excrementos por donde quiera que van, destruyendo un número de alimentos aún mayor.

Siguiendo este enlace, puedes averiguar cómo se diferencian los excrementos de ratón y cucaracha americana.

Se reproducen durante todo el año si las condiciones son favorables.

Una hembra puede dar a luz unas 8 veces cada año y en cada parto nacen de 5 a 6 crías, aunque pueden llegar a tener partos hasta de 10 crías.

Las crías del ratón doméstico adquieren la capacidad reproductiva a las seis semanas de vida.

Dentro de los edificios hacen sus nidos en cualquier lugar donde se sientan protegidos, en las buhardillas, en el suelo detrás de los armarios o hasta incluso dentro de los cajones de ropa y enseres.

Construyen los nidos con cualquier material disponible, tela, lana, papel o plástico.

También suelen ser comunitarios, encargándose una o más madres del cuidado de todas las camadas.

ratones

Control de plagas en ratas y ratones

La tecnología actual nos proporciona gran variedad de opciones para controlar a los roedores en el exterior e interior de las instalaciones.

El uso de estaciones raticidas en cuyo interior existen dos alternativas de «alimento = rodenticida».

Caca de salamanquesa

Te puede interesar:

Cómo saber diferenciar los excrementos de salamanquesa y de rata.

Trampas para desratización engomadas o de pegamento

Son una herramienta versátil para ciertas áreas, sin embargo se reduce mucho su uso en áreas sucias o mojadas.

Cuando el roedor cubre su cuerpo con polvo, grasa o agua, pasará por las trampas sin ser atrapado.

Suelen utilizarse sobre todo en zonas secas y aisladas de las contingencias ambientales.

Trampa de pegamento

Dispositivos de control mecánico para desratización

Tipo cuerda de reloj o con puerta de acceso en un solo sentido, que permite atrapar exclusivamente hasta 15 ratones sin necesidad de emplear carnada.

trampa para ratas y ratones

Trampas desratización de golpe

Son quizás las más disponibles y conocidas y siguen siendo las más empleadas para eliminar ratas de una construcción, la necesidad de usar estas trampas es emplear y colocar el mayor número de ellas.

Trampa para ratas y ratones

¿Cuales son las ventajas de emplear estaciones raticidas para desratización?

-Reducen la probabilidad de que las personas u animales que no son un objetivo para el   control tengan contacto con los rodenticidas evitando que se intoxiquen.

-Protegen a los productos rodenticidas de los efectos del medio ambiente, al permitir   que  el producto siga siendo atractivo a los roedores por más tiempo.

-Inducen a los roedores a alimentarse dentro de un refugio seguro y oscuro para comer.

-Reducen la posibilidad de derramamientos al contener dentro las sustancias activas.

-Puede llevarse un registro del número de estaciones y el consumo del producto   rodenticida por parte de los roedores de igual forma que el tipo de formulación que se   utiliza.

-Dan la oportunidad de controlar el nivel de actividad, basándose en el consumo y   colocándolas en los sitios más activos.

-Se colocan a lo largo del perímetro exterior de la instalación para evitar ingresos al área   tratada por parte de roedores de áreas colindantes.

Portacebos de seguridad para ratas y ratones

Rodenticidas anticoagulantes

Son los más recomendados por su seguridad por el mecanismo de acción; puesto que interfieren con la coagulación normal de la sangre de los roedores, ya que les induce una hemorragia interna y poco a poco termina por causarles la muerte.

Son de acción lenta y frecuentemente tardan varios días en matar al roedor, evitando causar rechazo a los demás integrantes de la comunidad.

Cada rodenticida viene en variedad de formulaciones comerciales:

La forma de pellets

es conveniente, fácil de usar y aplicar.

El cereal o cebo

Es menos probable que sea almacenado o llevado por los roedores y tiende a deteriorarse más rápido por la alta absorción de humedad.

Los bloques ofrecen una tolerancia a los cambios del ambiente, como la humedad.

Los bloques

Ofrecen una tolerancia a los cambios de ambiente, como la humedad. suelen estar elaborados con bases de parafina que es lo que los hace muy resistentes al agua.

El polvo

Se emplea como ‘polvo de rastreo’ y el roedor lo ingiere directamente al momento de limpiar su pelaje. También este mismo polvo se prepara para elaborar la presentación en cebo.

Últimamente está cayendo en desuso al estar prohibido en la industria alimentaria.

El líquido

Es utilizado en sitios donde escasea el agua y es el complemento ideal en el interior de las estaciones raticidas.

Posibles dudas

¿Son peligrosas las ratas?

Las ratas son seres vivos que acostumbran a vivir en sitios poco transitados y en muchas ocasiones en lugares donde la higiene es escasa, como por ejemplo en la red de alcantarillado.

Esto quiere decir que son vectores de enfermedad, por la tanto pueden transmitir diversas enfermedades, no obstante cabe indicar que si no somos atacados por una de ellas es difícil que puedan transmitirnos alguna enfermedad, excepto si contaminan nuestros alimentos.

¿Hacen efecto los raticidas o son inmunes a ellos?

La mayoría de las materias activas que se usan actualmente son de 2ª y 3ª generación, esto quiere decir, que son materias muy nuevas, por tanto es difícil que nos encontremos con resistencias, aunque a veces ocurre algún caso.

Pensemos que los raticidas están específicamente elaborados para los roedores en general y dentro de cada nueva generación se pueden producir resistencias.

Aunque esto también nos pasa a los humanos, si utilizamos siempre lo mismo para nuestras dolencias, llegará el día en que no surtirá efecto y tendremos que cambiar de materia activa, no de marca comercial.

¿Qué son los anticoagulantes?

Los anticoagulantes son materias activas que impiden la coagulación de la sangre.

Los roedores como cualquier ser vivo de sangre caliente tienen en su interior miles de heridas de un tamaño microscópico ,ya sea en pulmones, riñones, etc…y el anticoagulante lo que hace es impedir el cierre de estas heridas o mejor dicho la coagulación de ellas.

El roedor muere desangrado interiormente pero sin sufrimiento y su muerte se produce en el plazo 3 a 7 días, dependiendo de la dosis y la materia activa.

Este tiempo de transición entre la ingesta y la muerte hace confiar a los roedores y no asociar la ingesta con la muerte de su congénere.

Por último, comentar que las dosis están estudiadas para roedores de entre 250 y 500 gr., aprox., por lo que una ingesta accidental con efectos graves sería poco probable para el ser humano.

No es el caso con las mascotas que podamos tener en casa, por eso hay que tener mucho cuidados de no depositar ninguna tableta de rodenticida fuera de sus sistemas de seguridad.

¿Hay riesgo de intoxicación accidental?

Por regla general, los técnicos en control de plagas están capacitados para los tratamientos químicos que realizan, no obstante cabe pensar que a veces, el ser humano se equivoca, por eso mismo, los raticidas que se usan actualmente incluyen entre sus compuestos una sustancia llamada “BITREX” que es un repelente humano.

Esta sustancia de sabor potencialmente amargo evita la ingesta accidental de personas, en especial niños y algunos animales domésticos.

También existen otros métodos como la colocación de portacebos de seguridad (muy utilizados en guarderías y colegios, pero sobre todo en la industria alimentaria.

No obstante, si necesitas más información o despejar cualquier duda que no encuentres en él, puedes contactar con una empresa de control de plagas.